ARQUITECTURA DE O√ćDAS #1: Puertas

ab_ateak2

Pimer cap√≠tulo del canal de podcast ARQUITECTURA DE O√ćDAS realizado por AUDIOLAB para TABAKALERA.

  • T√≠tulo : Ateak – Puertas
  • Idioma: Euskera
  • Publicaci√≥n: Octubre de 2014
  • Gui√≥n: Xabier Erkizia
  • Duraci√≥n: 14 min
  • Edici√≥n, mezcla y locuci√≥n: Xabier Erkizia
  • Grabaciones : Xabier Erkizia, I√Īigo Telletxea
  • Im√°gen: Asier Gogortza
  • Subscripci√≥n RSS

Escuchamos para confirmar aquello que vemos. Tal es la fuerza de la mirada que nos guía y la condición de nuestra escucha.  Cuando relajamos, apagamos o dejamos atrás la mirada, nuestra comprensión genera curiosos efectos. Cada día y cada momento somos testigos y protagonistas inconscientes de este tipo de situaciones. Ocurre cada vez que giramos la cabeza o cerramos los ojos: Vivimos aquello que dejamos atrás, a través del sonido.

Dejamos atr√°s nuestros propios ruidos que desde el interior de nuestros veh√≠culos no llegamos a escuchar, dejamos atr√°s los o√≠dos del vecino, tambi√©n quedan atr√°s los peque√Īos retazos de nuestras llamadas de tel√©fono, a priori privadas para nosotros, pero en realidad ruidos de otras vidas para los dem√°s, dejamos atr√°s nuestros pasos, ordenes y sobre todo dejamos atr√°s muchas puertas.

Al cerrar una puerta, sucede que abandonamos hogares, oficinas o ba√Īos, en definitiva, lugares llenos de sonidos que nos gusten o no, eran nuestros pocos segundos antes. Seguimos el camino guiado por la mirada, convencidos de que cada portazo acalla nuestros ruidos. Cada paso que damos silencia nuestro paso anterior. Y el o√≠do, siempre va por detr√°s, siempre va tarde.

Digamos que hablamos de Tabakalera, el edificio. Ya no hay puertas all√≠. Por lo menos no las puertas que hubo en su d√≠a. Cerraron todas para poder abrir nuevas. El viento no encuentra obst√°culos, no puede ser corriente. Sin m√°s, es. Y junto con las puertas, las salas de Tabakalera tambi√©n dejaron de ser habitaciones para convertirse en nuevos espacios a los que alg√ļn d√≠a alguien pondr√° puertas. ¬ŅAl fin y al cabo no son los l√≠mites los que generan un espacio? ¬ŅNo son las puertas las que definen una habitaci√≥n?

Cuando las puertas que Tabakalera tuvo durante d√©cadas ten√≠an todav√≠a guardaban su car√°cter, cuando todav√≠a se abr√≠an y cerraban, realizamos largas sesiones de grabaci√≥n dentro del edificio. Era el a√Īo 2008. Mediante este ejercicio que utilizando anglicismos actuales podr√≠amos denominar oportunamente como Hauntol√≥gico, fuimos recopilando sonidos de un edificio casi vac√≠o, vaciado, sabiendo que nunca m√°s tendr√≠amos la oportunidad de escuchar cada uno de aquellos sonidos que dej√°bamos atr√°s.

A través de estos, procuramos recoger aquello que aunque estaba delante de nuestra mirada ya había quedado atrás.

Grabamos puertas.